CEABAD

11 mayo 2020

No hay comentarios

Casa Noticias

Sostenibilidad en la Ciudad 4.0

Sostenibilidad en la Ciudad 4.0

En la actualidad de nuestros días, toda actividad humana debe ser sotenible, inteligente e innovadora ya que gracias a las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), la Banda Ancha, la Internet y sus desarrollos hace que nuestras demandas y necesidades sean cada vez mayores.

 

En este sentido la ciudad 4.0 es un ecosistema que se desarrolla a través del uso de las nuevas tecnologías como el Big data, el Cloud Computing, la Inteligencia de negocios, el Internet de las Cosas, la Robótica, la Inteligencia Artificial por citar algunas algunas de las tendencias actuales.

 

Pero que es el 4.0? es una tendencia que nos muestra la evolución de la industria a lo largo del tiempo, por ejemplo en el siglo XVIII el ser humano utilizaba las fuentes de energía como el fuego, la fuerza animal (de hombres, caballos, mulas, bueyes y similares) y el viento. Mejorando esto con la revolución de la Industria denominada como la Industria 1.0, que emplea la energía del vapor descubierta por James Watt en 1780, posteriormente aparece la revolución de la Industria 2.0, que emplea la energía del gas y del petróleo como nuevos combustibles y principalmente el motor eléctrico en 1870, en este desarrollo humano aparece la revolución de la Industria 3.0, que emplea a las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC), y da lugar a la creación de la denominada Sociedad de la Información en los años 1960, finalmente y en la contemporaneidad aparece el término de la revolución de la Industria 4.0, que oficialmente fue presentada en CeBit de Hannover de 2013, y que hace el uso masivo del Internet, aprovechando la interacción dinámica entre personas, objetos y sistemas informáticos desde el año 2000.

 

La Revolución Industrial 4.0 (4RI), no es un simple cambio tecnológico, es un cambio de filosofía y de estructura económica qué cambiará nuestras vidas, la de nuestros hijos y seguramente la de nuestros nietos. En cuanto a los procesos de producción industrial se refiere, la implementación de un conjunto de tecnologías que transforma la cadena de valor tradicional, posibilitando nuevas interacciones y aplicaciones que añaden valor, disminuyen costes, aumentan la productividad y la eficiencia en todos los procesos y permiten alcanzar mayores beneficios.

 

La tecnología de la 4RI permite un trabajo colaborativo donde los procesos inteligentes optimizan la organización entera. La meta final a alcanzar es la digitalización y coordinación colaborativa entre todas las unidades productivas de la economía. La 4RI nos traslada a otra dimensión de realidad virtual que coexiste, e incluso interactúa, con el mundo físico material. En este sentido la 4RI está ligada a la automatización total de los procesos productivos y al Internet de las Cosas donde “todo está conectado”. Todos tienen acceso a la información en todo momento, en todas partes y todo el tiempo como resultado de la evolución de las Tecnologías de la Información y Comunicación.

 

Entoces la Ciudad 4.0 no es nada más que una ciudad inteligente (Smart City) que busca su sostenibilidad basada en las TIC como medio de desarrollo social y económico y que, a través de estas, busca satisfacer a las necesidades y requerimientos de los ciudadanos que cada ves son mayores, debido al continuo crecimiento y los múltiples retos que esta genera. Por esta razón todos los ciudadanos que las habitan, trabajan o visitan así como quienes las gobiernan y administran requieren de políticas públicas que permitan mayor eficiencia en la gestión de los servicios públicos, calidad del medioambiente, del aire que respiramos, del agua que consumimos, de más espacios públicos, de mejor movilidad, de mayores emprendimientos y actividades económicas, de la participación ciudadana, de transparencia y control social en la toma de decisiones que atañen a la ciudad, entre otras; objetivos que se pueden alcanzar con el uso y aprovechamiento ordenado de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC).

Compartenos en las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *